fbpx

Prácticas y técnicas de conexión
con el Mahamrityunjaya Mantra

El propósito principal de la acción consciente evolutiva es reforzar el campo electromagnético.

Es importante tener en cuenta que todas las sugerencias prácticas ofrecidas a través de la Esfera Babaji son potenciadoras del campo electromagnético y energías de despeje de bajas frecuencias. Se trata de una ecuación cósmica que utiliza los 5 elementos como variables de resonancia con el ADN humano.

Sin embargo, en estos eventos, donde agentes de diseño genético de baja frecuencia causan tanto desorden, temor y sufrimiento, no se deben considerar estas prácticas como una panacea o infalibles métodos de inmunidad. La combinación de la prevención en el plano físico, la adecuada actitud interna de confianza en la asistencia, y distintas variables en cada Iniciado producen una resultante final.

Si se conjugan todos los elementos dados con amor y fe, con conciencia, prudencia y sin temor, la asistencia de Luz hará su labor.

CONEXIÓN CON LA TIERRA:

MAHAMRITYUNJAYA BHUMI

La Tierra, como elemento, es el conector del Ser Cósmico con este plano de evolución.
Estas técnicas se  recomiendan para armonizar las cargas eléctricas del cuerpo y propiciar el fortalecimiento del campo vibratorio a través de una conexión directa con la energía de la Tierra.
Consideraciones previas

Consideraciones previas:

• Las prácticas de Conexión con la Tierra deben hacerse descalzo.
• No se puede portar ni tener cerca teléfono móvil u otro artefacto de onda electromagnética.
• Se debe utilizar ropa de tejido natural.
• Las prácticas sugeridas deben realizarse en un espacio que conecte directamente al elemento tierra (montañas, parques, jardines en tierra directa, playas). No conectan lugares que tengan debajo algún tipo de material de construcción o conexiones electromagnética de baja frecuencia).
• Prestar atención a que el espacio donde se realicen las prácticas esté libre de objetos que puedan herir o molestar al practicante.

Estrella de la tierra

• Disponerse descalzo para la práctica.
• Comenzar a caminar, haciéndose plenamente consciente del entorno, elementos, objetos, sonidos. Intentar integrarlos en el momento presente.
• Colocar la atención en los pies y el contacto con la tierra mientras se camina.
• Caminar usando todo el pie. Talón, planta, dedos en contacto con la tierra.
• Visualizar o sentir mientras se camina, el centro de conexión “estrella de la tierra”, en el centro de la planta de cada pie.
• Comenzar a repetir el Mantra Mahamrityunjaya audiblemente.
• En la primera parte, visualizar como, por los chakras de los pies, salen todo tipo de energías discordantes que la tierra recibe y transmuta. Realizar esta visualización al menos 3 minutos.
• En la segunda parte, visualizar, igualmente caminando, como la tierra entrega, moduladas por la frecuencia del mantra sus frecuencias de estabilidad y pureza (3 minutos mínimo).
• Estas frecuencias entran por los pies y llenan nuestro campo energético.
• Al finalizar, detenerse. Colocar las manos en el pecho en forma de oración (Pronam Mudra) y agradecer a la Fuerza Madre.

Respirar la frecuencia de la tierra

• Colocarse descalzo, en las condiciones de contacto con la tierra ya descritas.
• Colocar los pies un poco más alejados de la línea de los hombros.
• Bajar las rodillas y relajar las caderas.
• Relajar los hombros.
• Es importante dominar esta postura.
• Si existe tensión en el cuerpo, el circuito energético de prana no se activa.
• Respirar suavemente (inhalación y exhalación) en la postura descrita.
• Cerrar los ojos y conectar energéticamente con la tierra a través de los Chakras de la planta de los pies.
• Inhalar y visualizar energía que sube hasta el Chakra Anahata, entonando mentalmente Mahamrityunjaya Mantra.
• Visualizar como esa energía se expande en el campo áurico.
• Al exhalar, retornar por el circuito de los pies la energía hacia la tierra entonando igualmente Mahamrityunjaya.
• Mínimo tiempo de práctica 5 minutos.

Circuito tierra

• Colocarse descalzo acostado con la espalda en la tierra.
• Procurar usar ropa de tejido natural.
• Levantar las rodillas y colocar las plantas de los pies en el piso.
• Colocar las manos cerca de los hombros, las palmas de las manos deben tocar la tierra.
• Visualizar un circuito energético, como un círculo u óvalo que comienza en las plantas de los pies, transita los canales internos del cuerpo, sale por las manos para entrar de nuevo en la tierra, y un canal conduce nuevamente la energía de la tierra a los pies.
• Al Inhalar, tomar energía telúrica, frecuencia de purificación, visualizar como entra a nuestro cuerpo y lo despeja de bajas frecuencias.
• Al realizar la inhalación, entonar mentalmente Mahamrityunjaya Mantra.
• Al exhalar, visualizar como la energía recibida pasa por la palma de las manos hacia la tierra.
• La exhalación se realiza igualmente con Mahamrityunjaya, la frecuencia del mantra produce que la energía entregada a la tierra en retorno se impregne de Luz.
• Tiempo mínimo de práctica. 5 minutos.

CONEXIÓN CON CRISTALES:

MAHAMRITYUNJAYA RATNA

Si desea sumar un complemento energético de ampliación de frecuencias y despeje de fuerzas negativas, puede consagrar un cristal de Turmalina Negra con el Mantra Mahamrityunjaya.
Esta piedra posee cualidades de repeler energías de baja frecuencia, elevar vibracionalmente espacios y campos energéticos. Se dice, además, que es el cristal esencial para la defensa contra enfermedades y el fortalecimiento del sistema inmune.
En antiguas culturas se utilizaba como un cristal con acción en los tres niveles:
Cósmico, Mental y Celular.
Mahamrityunjaya Ratna
MÉTODO DE CONSAGRACIÓN DE TURMALINA NEGRA:

• Tomar la pieza de turmalina negra y colocarla en agua con sal.
• Dejarla una noche completa. No importa la fase lunar.
• En la mañana, lavarla con agua fresca y dejarla al sol.
• Al atardecer. Entonar al menos 8 veces Mahamrityunjaya Mantra, solicitando que la vibración del Mantra impregne el cristal.
• Tener en todo momento el Cristal cerca del cuerpo. Colocarlo en el altar o espacio sagrado mientras se realicen las prácticas.
• Sostenerlo en la mano cuando se realice la conexión con la Tierra.

CONEXIÓN CON EL SOL:

MAHAMRITYUNJAYA SURYA

La naturaleza del Sol es ofrendar energía cósmica, ofrecer Luz, fotones, generar vida.
El disponernos a su irradiación nos permite captar su energía vital y activar los diferentes cuerpos que nos configuran. Además, está comprobado que exponer el cuerpo a los rayos solares reduce los niveles de actividad de los virus en el organismo.
Mahamrityunjaya Kriya Kundalini

Activar la energía Kundalini es un proceso gradual pero posible, más aún cuando se utilizan altas frecuencias como las contenidas en el Mahamrityunjaya Mantra. La conexión solar con nuestro campo electromagnético y la fuerza Kundalini son los elementos que permiten una captación fotónica óptima y el fortalecimiento integral del sistema.

TÉCNICA:

• Realizar la práctica descalzo.
• Colocarse de pie en dirección al cardinal Este. Si es posible, realizar el ejercicio en contacto directo con la tierra.  Si no, visualizar que esta conexión es establecida.
• Ubicarse con los pies separados la distancia del ancho de las caderas, los brazos extendidos, ligeramente separados del cuerpo y las manos en Varada Mudra, con los dedos juntos y las palmas abiertas en dirección al sol.
• Inhalar elevando los brazos a los lados del cuerpo, despegando los talones del suelo hasta quedar en puntillas.
• Durante la inhalación, pronunciar mentalmente el Mantra OM.
• Al finalizar la inhalación, formar un triángulo con las manos, uniendo los dedos índices y los pulgares (Trikona Mudra o Shakti Mudra) algunos centímetros por encima de la cabeza.
• Mantenerse en puntas de pie sosteniendo el Mudra y pronunciar audiblemente Mahamrityunjaya Mantra.
• Mientras se pronuncia el Mahamrityunjaya Mantra, visualizar la captación de energía fotónica solar, atraída por el Mudra, activando el Chakra Sahasrara o de la Corona.
• Tomar una breve inhalación y exhalar entonando audiblemente el Mantra Om, mientras se descienden los brazos por los lados del cuerpo y los pies hasta apoyarse totalmente en el suelo.
• Visualizar como se distribuye y se expande la energía captada en todo el campo electromagnético.
• Así se completa un ciclo de esta práctica. Se sugiere realizar 6 o 12 repeticiones diarias.

Mahamrityunjaya Surya
TÉCNICA:

• Realizar Varada Mudra. Colocar las palmas abiertas orientadas hacia arriba, sobre las rodillas, los dedos juntos y extendidos en posición receptiva a los rayos solares.
• Inhalar con los ojos cerrados.  Entonar mentalmente el Mantra OM.
• Al completar la inhalación, abrir los ojos y fijar la mirada hacia el sol sin parpadear (tratak).
• Entonar Mahamrityunjaya Mantra, audiblemente, mirando al Sol.  De no ser posible, realizarlo visualizando el lugar donde se ubicaría el astro.  Percibir el descenso del resplandor solar y la captación de fotones modulados a través de la frecuencia del mantra.
• Al sentir necesidad de parpadear, y que los ojos comienzan a resistirse a su apertura y se humedecen, cerrar los párpados, y descansar los ojos unos segundos, percibiendo internamente la impregnación de fotones en todo el sistema.
• Repetir el ciclo, inhalando con los ojos cerrados preparándose para fijar nuevamente la vista en el Sol.
• Comenzar con 3 repeticiones diarias e ir aumentando gradualmente a 6 y 12 repeticiones.

Recomendaciones:

• Realizar la práctica en tempranas horas de la mañana, no más de una hora y media luego del amanecer, de acuerdo con la zona geográfica donde se encuentre.
• Ejecutar esta activación antes de realizar Surya Namaskar y otras prácticas de pranayama.
• Combinar con prácticas de activación Mahamrityunjaya Jal y disponer un vaso con agua hasta la mitad durante la entonación de los mantras en conexión solar, para ser tomada al culminar.

Mahamrityunjaya Trikonasana

Esta práctica genera balance y conexión con la tierra y el Sol en ambas polaridades del cuerpo. Es también un asana de cierre de todo el trabajo energético con las posturas previas que, al ser combinada con el Mahamrityunjaya Mantra, potencia y modula la conexión con la tierra y la carga fotónica que se recibe.

TÉCNICA:

Colocarse de pie, separar las piernas y extender los brazos hacia los lados a nivel de los hombros.
Cerrar los dedos dejando el dedo índice extendido en cada mano.
Girar el rostro hacia el lado derecho, mirar el dedo índice derecho, inhalar y al exhalar descender el dedo índice izquierdo hacia el pulgar del pie izquierdo, sosteniendo la mirada en el índice derecho, hacia arriba.
Inhalar y al exhalar realizar torsión del cuerpo desplazando el dedo índice izquierdo hacia el pulgar del pie derecho.
Sostener la postura pronunciando el Mahamrityunjaya Mantra, con la mirada hacia arriba y el dedo índice derecho visualizado como una antena receptora.
Al finalizar la entonación del mantra, tomar una inhalación y en la exhalación girar de nuevo el cuerpo moviendo el índice izquierdo hacia el pulgar del pie izquierdo.
Elevar el cuerpo al inhalar, retornando a la postura inicial.
Ejecutar la misma secuencia hacia el otro lado:
Girar el rostro al lado izquierdo, sosteniendo la mirada en el índice izquierdo, inhalar y al exhalar bajar el índice derecho hacia el pulgar del pie derecho.
Girar el torso moviendo el dedo índice derecho hacia el pulgar del pie izquierdo.
Sostener la postura pronunciando el Mahamrityunjaya Mantra, mirando hacia arriba.
Al finalizar la entonación del mantra, tomar una inhalación y en la exhalación girar de nuevo moviendo el índice derecho hacia el pulgar del pie derecho.
Retornar al inhalar. Volver la mirada al centro.
Inhalar y descender los brazos a los lados del cuerpo.
Flexionar ambas piernas y con un sutil impulso, juntar los pies.

Recomendaciones:

Si no se llegan los dedos índices al suelo ni se llega a tocar la rodilla con la frente al descender, no forzar la postura, llegar hasta donde sea posible.
Hacer cada movimiento pausadamente, concentrarse en el equilibrio, la respiración, la columna vertebral y la pronunciación del mantra que modula la captación de fuerza fotónica.
Se sugiere realizar 1 a 3 ciclos de la postura.  Cada ciclo contempla la ejecución en ambas lateralidades.

CONEXIÓN CON EL AGUA:

MAHAMRITYUNJAYA JAL

El agua es un gran conductor de energía y un potente canal de electricidades. Impregna, como ningún otro elemento, las cualidades vibracionales del entorno. Su actividad en el cuerpo físico es esencialmente la conducción y la depuración.
En las ciencias de ascensión, el agua es fundamental en la transmisión de energías sutiles, la consagración y purificación. Vibrar el agua con el Mahamrityunjaya Mantra genera una alta frecuencia que se transmite a todas las células del cuerpo, produciendo así grandes beneficios en el practicante.

Mahamrityunjaya Jal
TÉCNICA:

• Disponer un vaso de vidrio con agua pura.
• Entonar audiblemente el Mahamrityunjaya Mantra sobre el agua al menos tres veces.
• Mientras se entonan los mantras, visualizar que sus moléculas se cargan fotónicamente.
• Al finalizar los mantras, beber el agua entonando el mantra mentalmente. Visualizar que el agua con la frecuencia del mantra impregna las células de todo nuestro cuerpo.
• Realizar esta activación molecular cuantas veces se desee.

OTRAS UTILIZACIONES:
• Se recomienda entonar el Mahamrityunjaya Mantra mientras se toman baños, se lavan las manos. En general, cada vez que se esté en contacto con agua.

CONEXIÓN CON FUEGO:

MAHAMRITYUNJAYA HOMA

El Homa o Fuego Sagrado es el ritual de Luz de más alta frecuencia conocido en el planeta. Es una de las herramientas más eficaces de purificación y elevación de campos vibratorios. En combinación con las secuencias fotónicas de los mantras, especialmente Mahamrityunjaya, genera extraordinarios cambios vibracionales a nivel molecular y atómico, no solo en quien lo practica, sino en los espacios donde los rituales se llevan a cabo. Se ha comprobado en diferentes momentos y circunstancias de la historia, que la práctica de Fuego Sagrado es uno de los recursos de protección y asistencia más efectivos para estos tránsitos de crisis e impactos de baja frecuencia en lo individual y colectivo.
Mahamrityunjaya Homa

• Si estás iniciado en el trabajo con el Fuego Sagrado bajo cualquier vertiente, puedes disponer de tus elementos para activar el ritual con el Mahamrityunjaya Mantra.

Mahamrityunjaya Dipa
Si no conoces la técnica del Fuego Sagrado, puedes realizar una práctica simple pero efectiva.
ELEMENTOS NECESARIOS:
• Activar el fuego con las siguientes alternativas:

– Encendiendo una lámpara de ghi (mantequilla clarificada); o – Una lámpara de aceite; o – La llama de una vela.

• Otros elementos:

– Incienso, de cualquier aroma, en lo posible de jazmín. – Cristales. – Un vaso con agua, para la activación de los cuatro elementos y consagrar el espacio donde se realizará la conexión.

TÉCNICA:
• Adoptar una postura de conexión cómoda. Puede ser sentado en el suelo, o en una silla con la espalda erguida. • Colocar la llama y los elementos frente al practicante. • Encender la llama y el incienso. • Entonar 3 Om. • Practicar 4 respiraciones conscientes con algunas de las técnicas sugeridas de Mahamrityunjaya Pranayama (ver en la sección). • Establecer una intención o propósito de sanación, purificación y resguardo en la conexión con el fuego. • Comenzar el canto audible del Mahamrityunjaya Mantra. Al finalizar cada repetición pronunciar Swaha (ofrendo),  palabra que activa la sanación y purificación.

OM TRYAMBAKAM YAJAMAHE SUGANDHIM PUSHTI VARDHANAM URUVA RUKAMIVA BANDHANAN MRITYOR MUKSHIYA MAMRITAT, SWAHA.

• Para alcanzar toda la potencia de esta conexión, realizar el canto del mantra por al menos 15 minutos. • Al finalizar recitar el Shanti Mantra: OM SHANTI, SHANTI, SHANTI. • Expresar gratitud a los maestros y las esferas de luz que nos asisten. • Meditar en silencio, si se desea, por algunos minutos más. • Apagar la vela.
CONSIDERACIONES FINALES:
• Contemplar realizar esta práctica en alguno de los 3 sandhyas (amanecer, mediodía, atardecer),  de ser posible, para potenciar sus efectos. Si no es posible en esos horarios, puede realizarse en cualquier otro momento • Si no estás familiarizado con el mantra, utilizar el audio guía: https://www.youtube.com/watch?v=7z7Z25oulVU

CONEXIÓN CON EL PRANA:

MAHAMRITYUNJAYA PRANAYAMA

Mahamrityunjaya Pranayama consiste en asociar la respiración consciente con la repetición de Mahamrityunjaya Mantra para propiciar el fortalecimiento de los campos energéticos sutiles.
Mahamrityunjaya Pranayama
TÉCNICA:

• Colocarse en el piso en posición yóguica o sentado recto en una silla con las plantas de los pies apoyadas en el piso.
• Inhalar lentamente por la nariz y entonar mentalmente el Mahamrityunjaya Mantra.
• Visualizar la luz entrando por el chakra superior.
• Al completar la inhalación, retener el aliento unos segundos, y comenzar a exhalar, repitiendo nuevamente el mantra.
• Al terminar, observar que se genera una capa protectora de luz alrededor del practicante.
• Se recomienda realizar al menos 24 repeticiones diarias.
• Realizar esta práctica con la llama de una vela e incienso.

Mahamrityunjaya Pranayama - Variante I
TÉCNICA:

Para quienes no pueden mantener durante tiempo prolongado las tres fases de respiración, se ofrecen variantes más simples, pero igualmente efectivas, para movilizar el prana con el Mahamrityunjaya.

• Colocarse en el piso en posición yóguica o sentado recto en una silla con las plantas de los pies apoyadas en el piso.

• Inhalar lentamente por la nariz. Visualizar la energía entrando por el Chakra Corona hacia Anahata. Con la inhalación se repite la primera frase del Mantra:

OM TRYAMBAKAM YAJAMAHE

• Exhalar retornando la energía de Anahata a Sahasrara, pronunciando mentalmente el segundo pada del Mantra:

SUGANDHIM PUSHTI VARDHANAM

• Repetir la misma secuencia con los padas 3 y 4.

URUVA RUKAMIVA BANDHANAN
MRITYOR MUKSHIYA MAMRITAT

• Se recomienda realizar al menos 8 repeticiones diarias.

• Realizar esta práctica con la llama de una vela e incienso.

Mahamrityunjaya Pranayama - Variante II

Para quienes no pueden mantener durante tiempo prolongado las tres fases de respiración, se ofrecen variantes más simples, pero igualmente efectivas, para movilizar el prana con el Mahamrityunjaya.

TÉCNICA:

• Colocarse en el piso en posición yóguica o sentado recto en una silla con las plantas de los pies apoyadas en el piso.
• Inhalar lentamente por la nariz. Visualizar la energía entrando por el Chakra Corona hacia Anahata. Con la inhalación se repite las dos primeras frases del Mantra.

OM TRYAMBAKAM YAJAMAHE
SUGANDHIM PUSHTI VARDHANAM

• Retener brevemente en Anahata.
• Exhalar retornando la energía de Anahata a Sahasrara, pronunciando mentalmente el segundo y tercer pada del Mantra.

URUVA RUKAMIVA BANDHANAN
MRITYOR MUKSHIYA MAMRITAT

• Se recomienda realizar al menos 8 repeticiones diarias.
• Realizar esta práctica con la llama de una vela e incienso.

Ajna Mahamrityunjaya
El Ajna Chakra, llamado también el Centro Crístico u Ojo de Shiva, es el sexto de nuestros chakras principales. La activación de este vórtice a través de la meditación y el pranayama es de suma importancia, ya que es el epicentro de la actividad del alma. El Centro Ajna o Tercer Ojo refleja la manifestación de la Luz Divina de nuestro Ser. En la visión yóguica tradicional, su dinámica y activación derivan en la integración armoniosa del ser con el Universo Consciente.
A través de la concentración del respiro de prana en Ajna, unido al Mahamrityunjaya Mantra, será posible -con la debida constancia y práctica- preparar al sistema etérico para alcanzar profundos estados de bienestar y calma, además de establecer una progresiva expansión de frecuencias, que fortalecerá nuestro campo energético y propiciará la conexión con nuestro ser superior.
TÉCNICA:

• Colocarse en el piso en posición yóguica o sentado recto en una silla con las plantas de los pies apoyadas en el piso.
• Inhalar lentamente por la nariz y entonar mentalmente el Mahamrityunjaya Mantra.
• Visualizar un haz de luz que ingresa por chakra ajna, en el entrecejo. Retener unos segundos observando como se ilumina el chakra.
• Exhalar nuevamente la frecuencia del mantra por el entrecejo. Entregarla al cosmos con la exhalación.

CONEXIÓN CON EL CÓDIGO DE LUZ:

MAHAMRITYUNJAYA JAPA

La repetición constante de mantras (japa) es un conocimiento sagrado presente en todas las tradiciones espirituales. Esta antigua sabiduría utiliza la fuerza de los Mantras en conjunción con sutiles Leyes Cósmicas, configurando varias formas de trabajo y aplicación en el propósito de expansión de la conciencia. Se trata de un inmenso recurso de conexión y de ajuste vibracional con los distintos niveles de expresión del Ser, en este caso con la fuerza transformadora y protectora del Señor Shiva.

108 Mahamrityunjaya
TÉCNICA:

• Comenzar a escuchar el mantra hasta aprenderlo.

OM TRYAMBAKAM YAJAMAHE
SUGANDHIM PUSHTI VARDHANAM
URUVA RUKAMIVA BANDHANAN
MRITYOR MUKSHIYA MAMRITAT

• Con un japa mala (collar de repetición) pronunciar al menos una vuelta completa del mala -108 veces-.
• Mientras más ciclos de 108 mantras se realicen, más beneficioso será para el practicante.

Mahamrityunjaya Sandhya
TÉCNICA:

• Recitar el mantra de forma mental o audible, 8, 16 o 24 veces, al amanecer, mediodía y atardecer, como forma de conexión cósmica.
• Las recitaciones deben realizarse en balance. Si se elige realizar 8, mantener siempre ese número de repeticiones en el día.
• Al entonarlo, establecer la conciencia sobre la petición de resguardo y purificación que este mantra genera.
• También puede utilizarse el audio del Mantra para purificar y armonizar espacios.

CONEXIÓN Y MEDITACIÓN:

MAHAMRITYUNJAYA DHYANA

La meditación, desde su concepción más plena, es la experiencia interna del alma, el contacto con los aspectos que conforman al Ser. Es la vía única para la expansión de nuestros campos sutiles y el alcance de estados superiores de conciencia.
La utilización de mantras en la meditación es una técnica milenaria, basada en la Ley de resonancia. Para ello, las sonoridades sagradas deben fundirse con la respiración, y generar así el estado perfecto de conexión con las esferas de Luz y seres en guía.
Se proponen a continuación dos técnicas para la práctica meditativa con el Mantra Mahamrityunjaya.
Mahamrityunjaya Ajna Dhyana

• Colocar el audio de Mahamrityunjaya Mantra.
• Respiración consciente, relajada y serena por la nariz.
• Visualizar el Chakra Ajna activo en el entrecejo.
• Focalizar la atención en la percepción de la respiración a través de este centro.
• En lo posible, asociar el Mahamrityunjaya a los ciclos de inhalación y exhalación.

VARIANTE:

• Colocar el Pulso 528 Hz. o 741 Hz. (Ver aquí).
• Repetir el mantra de forma audible o mental.
• Acompañar con la respiración, en lo posible asociando el mantra a los ciclos de inhalación y exhalación.

Regístrate para recibir nueva información y próximas actividades.

Proyecto Mahamrityunjaya

SUSCRIBETE A NUESTRO NEWSLETTER