fbpx

El amor y la fuerza de unificación

por Swami Shivananda (Víctor Mayo)

El Proyecto Mahamrityunjaya es una visión para este tiempo, en donde el mantra ha perdido, bajo el predominio de la cultura racional-materialista, su valoración como activador de la ascensión del ADN humano. En otras épocas, no hubiese sido necesario presentar un “proyecto” para proponer, a solo unos pocos seres despiertos, el inmenso potencial evolutivo del verbo sagrado, la vía para recuperar la memoria de luz inherente a la naturaleza humana. En las edades donde las cosmovisiones predominaban en el planeta, la noción de la invocación de fuerzas superiores era el más elevado de los conocimientos y, por consecuencia, la forma primordial de Iniciación.

Los códigos fotónicos hechos sonido, poseen la cualidad de la “reversión ascensional”, es decir, son sonido en el plano físico-etérico, y onda-partícula radiante en los planos superiores. La Ciencia del Mantra supera la capacidad que el método científico actual tiene de medir los fenómenos que produce el sonido en el orden cuántico.

Los mantras deben considerarse como códigos de ascensión, que trabajan en distintas frecuencias, de acuerdo con las formas de la Conciencia Divina que expresan o invocan, pero su naturaleza, como la del Universo mismo, es la Unificación. Por eso, se decía en el documento anterior que Mahamrityunjaya es una ecuación de fuerza fotónica, que permite el descenso de altas frecuencias al campo electromagnético de quien lo pronuncia con amor y convicción de asistencia.

Y es aquí donde podemos hacer una hermosa conexión, cuando hablamos de campo electromagnético radiante, de códigos fotónicos, hablamos, realmente, de Amor. El Amor es la más alta frecuencia posible, y cada estrella emite su radiación específica de Amor-Fotón. El ser consciente debe entender que el mantra es, en esencia, el Amor del Creador expresado en sonido.
En este sentido, Mahamrityunjaya Mantra posee cualidades únicas: uno de sus secretos es la cualidad de contener y producir, con su código, fuerza centrípeta, aquella que se orienta de la periferia al centro, y que es una de las tres cualidades de fuerzas del Universo manifiesto.

En una aproximación espiritual-evolutiva, Mahamrityunjaya es una ecuación de frecuencias que movilizan al alma, y a las estructuras sutiles del ADN “hacia la unificación con el Sistema total del Ser” tal como lo ha revelado la Madre Shaktiananda.

El Amor en el campo de experimentación del alma no es sino el impulso de retorno y unificación. Por eso, se dice que Mahamrityunjaya Mantra expresa las frecuencias de Amor más elevadas que el Señor Shiva ofrenda de sí mismo hacia las almas.

Pronunciar el Mantra Mahamrityunjaya es un canto al Amor Universal, el que impulsa al retorno a la Unidad de todo lo que existe.

SUSCRIBETE A NUESTRO NEWSLETTER